domingo, 17 de abril de 2011

LA MUERTE SEGÚN EMMANUEL

“La muerte es como quitarse un zapato apretado 

USTEDES VIVEN AUN CUANDO ESTAN MUERTOS. NO CESAN DE EXISTIR CUANDO MUEREN 

Eso es sólo una ilusión. 

Entran vivos por la puerta de la muerte, y no experimentan ninguna alteración de la conciencia. 

No es que entran a una tierra extraña, sino a un lugar de realidad viviente, donde el proceso de crecimiento es una continuación. 



La vida y la muerte no deben ser consideradas como opuestos. Sería más acertado hablar de morir como una entrada más que como una salida. 



Lo que la puerta de la muerte ofrece es un resurgimiento de tremenda vitalidad, ya que ustedes están pasando de lo que se podría describir como una versión aguada de la vida a la versión original, a la vitalidad de la realidad primigenia. 



SI SE PUDIERA VER LA MUERTE COMO UN LAGO CLARO Y BELLO, REFRESCANTE Y BOYANTE PODRIA DECIRSE QUE, CUANDO LA CONCIENCIA SALE DE UN CUERPO HACIA LA SALIDA, SE DA UNA REFRESCANTE ZAMBULLIDA Y SENCILLAMENTE SE ALEJA NADANDO. 



LA MUERTE SE AUTO-REGULA. 

ES DE ORIGEN DIVINO. 

Es absolutamente segura. 

El miedo a la muerte es el miedo a dejar ir. 

Así como en la vida, así también es en la muerte. 

EL PROCESO DE MORIR SERA SIEMPRE ALEGRE, TODA VEZ QUE SE HAYA SUPERADO EL MIEDO HUMANO. 

Cuando de aparta el miedo, la muerte se convierte en una tremenda aventura. No hay nada de que temer en el Universo. Nada. 



Cuando las almas abandonan sus cuerpos físicos, como en una meditación profunda, se da una luz, un sentido de bienestar, de paz y de saber que están allí en su Eternidad, en su individualidad. 

No han dejado de existir sino que han pasado a un nivel más intenso de existencia. 

ES IMPORTANTE PERMANECER VITALMENTE VIVOS EN EL PROCESO DE TOMAR DECISIONES DURANTE EL ACTO FINAL DEL CIERRE DE UNA VIDA FISICA. 

Representa tanta agitación como la de empacar las maletas para partir en un viaje que han esperado mucho tiempo. 



LA MUERTE ES SÓLO UN PASAR POR LA FRONTERA, UN MOMENTO DE DESCARGA. 

Morir no es diferente a vivir. 

Una vez que ustedes se hayan llenado del sentimiento del Yo, sabrán que existen más allá de la muerte. 

Una de las primeras alegrías de la descarga es la de la remodelación de la imagen del Yo en la unicidad de todas las cosas, sin siquiera por un momento perder el Yo. 

Yo mismo soy un producto de la experiencia de morir. 

¿Por qué querría alguien permanecer en la realidad física, cuando ya ha terminado su tarea allí y se está acercando a la Luz? 

Piensen en eso. 

Eso resulta un gran misterio para Nosotros, aún cuando hayamos sido humanos y recordamos el miedo. 

Resulta difícil comprender realmente la tenacidad con que algunos se aferran a una forma inútil y en ruinas, cuando, a la salida, lo está esperando tanta Alegría y Luz. 



ESTAMOS PERMANENTEMENTE ALLÍ PARA DARLES LA BIENVENIDA A AQUELLOS QUE SALGAN; ASÍ QUE ABANDONEN SUS CUERPOS CON LOS BRAZOS ABIERTOS PARA RECIBIR EL ABRAZO. NO HAY UN ALMA QUE PASE A LA REALIDAD PRIMIGENIA QUE NO SEA ATENDIDA. 



Si parten tan rápido que no tienen tiempo ni de caer en la cuenta de su condición actual, ustedes necesitarían ver algunos seres que parecieran humanos. 

Si sólo vieran espíritus en ese momento, no estarían tan cómodos. 





Algunos hemos salido de voluntarios, reclutados y enrolados, también con la misión de proveer a las almas de un punto de referencia que las ayudará en su orientación hacia un nuevo estado de ser, cuando éstas se liberan del cuerpo. 

Una vez que el alma se ha orientado, entonces aparecen los Guías. 

Lo que se ve depende de la religión. Puede ser un Buddha iluminado, un Cristo iluminado u otra figura santa, pero siempre de Luz. 

El alma, entonces, será conducida donde necesita ir y donde, en lo más profundo de su ser, quiere ir. 



Pensaba que era un ser consciente. Entonces, ¿por qué me siento tan aterrado con sólo el pensamiento de que me puedo morir? 

Porque, querido amigo, tú también eres humano, y porque esa parte de ti que tiene que morir contigo no quiere hacerlo. 

Es esa porción que dice: 

“Soy una personalidad. Soy un ser humano en el mundo físico. El yo-que tanto me ha costado defender-se merece la Eternidad. No deseo tomar ese paso hacia lo desconocido porque lo desconocido me da miedo”. 



Esto está muy bien. No significa, sin embargo, que la mayor parte de ti no esté iluminada… Lo está. Pero es que no se fuerza la Iluminación sobre la parte de sí que no la puede albergar. Dejen humana a esa parte. Consuélenla. 



Tu Sabiduría Superior está lista en todo momento a tomar ese terror en sus brazos y mecerlo, acunarlo, acariciarlo hasta entrar en el estado glorioso de la muerte. 



Qué aseveración más cruel, esa de: 

“Pensaba que estaba iluminado y ¡mírame aquí, muerto de miedo! 

¿Acaso no caen ustedes en la cuenta de que, en su mundo de dualidad, eso es bastante apropiado? 



¿Lograremos alguna vez, alargar la vida del cuerpo, quizás hasta el punto de vencer a la muerte? 

¿Y por qué razón habrían de querer hacer eso? Honestamente, no puedo pensar en nada más desagradable que quedarse encerrado en el salón de clases para siempre. El único propósito que podría verle a eso es someter el miedo. El propósito de la vida es crecer a través del miedo y mostrar la naturaleza raquítica del mismo. 

La vida se extenderá por voluntad propia si tu alma no ha terminado lo que vino a hacer aquí. 



Ustedes están aquí de visita no para quedarse. Esto no es una maldición; es un regalo de Dios. 



¿Qué es lo que en realidad se siente cuando uno se está muriendo? 

Morir es bastante parecido al estar en un cuarto congestionado donde hay mucha gente hablando y fumando, y, de repente, se ve una puerta que les permite salir al aire fresco y a la luz del sol. Algo bastante parecido, serio. 



La materia se vuelve menos densa. La conciencia está menos restringida. Los colores son más vibrantes. Los sonidos son más agradables. Todos los sentidos-finalmente libres de la capa pesada del cuerpo humano-se echan a volar con música. 



Cuando uno reclama para sí las energías-las conciencias -que han habitado en el cuerpo físico, uno hace lo mismo que hace Dios. Uno le dice a las células: “Ya no necesitan existir más en la estructura molecular de mi espina dorsal, así que vénganse y vivan conmigo en mi Yo Superior, hasta el momento en que, por el bien de todos, debamos otra vez habitar en el cuerpo humano”. 



¿Qué experimentamos inmediatamente después de morir? 

Hay tantas maneras diferentes de abandonar un cuerpo como las hay para vivir en uno. ¿Por qué habrían ustedes de suponer que la propia habilidad creadora cesa en el momento en que la conciencia deja lo físico? 

Cuando se busca y se añora la Luz, lo que se experimenta es el Amor, el toque de la mano amada. 

Desafortunadamente, cuando se cree que todo se perderá, también se experimentará eso…por un breve momento. 

No se les permite pasarse demasiado tiempo en la creación propia. Basta con haber dejado el cuerpo. 

En el instante en que el Yo se libera del cuerpo humano, encuentra Luz, encuentra paz, encuentra Libertad, encuentra su Hogar. 

Si pudiera demostrarles, en forma tangible, el círculo que es la conciencia del mundo de ustedes; y si pudiera dejarles ver la Luz que rodea su mundo, jamás volverían a cuestionar el solaz y el cariño que se experimenta en el momento en que abandonan el círculo de la limitación humana. 

Se les permite descansar, sentarse calladamente y asolearse en la conciencia del Yo continuo y eterno. Los que están listos se encontrarán instantáneamente con sus Maestros y viejos amigos a quienes aman, a fin de celebrar una reunión de lo más alegre. Sí, exactamente como lo harían los humanos. No olviden que ustedes han formado a su alrededor algo que no le resulta ajeno a su conciencia, ya que la conciencia debe crearse a sí misma. Al encontrarse en su propia Seidad (1) comenzarán a reconocerse a sí mismos sin su cuerpo físico. 

Puede darse, también, un tiempo para sanar, y, créanme, muchos caen en un sueño profundo. Se despiertan suavemente cuando pueden sentir la Seguridad y el Amor que los rodea. Otros se apresuran alegremente hacia una nueva existencia. 

La mayoría de los seres-me complace comunicar-encuentran la transición instantáneamente placentera. 

Para la mayoría de ustedes, la muerte física es seguida de un período en el cual los miedos, las confusiones y las resistencias de la vida humana necesitan ser entendidas desde el punto de vista de la Eternidad. 



Habiendo exitosamente regresado al aire fresco otra vez, a la realidad primigenia a la cual ustedes pertenecen por toda la Eternidad, eventualmente se encontrarán sintiéndose curiosos, comenzarán a estirarse, así como pasa después de una larga vacación. De repente, sabrán requetebién que es hora de pararse y de ponerse en movimiento. 



(1) Seidad. Calidad de Ser. 

Por lo general-sin duda en la mayoría de los casos-ocurre una renovación del interés por la vida humana, ya que dejaron atrás algunas cosas a medio hacer. Así que…..de vuelta al útero, pero solamente después de una consideración profunda. 



¿Cómo sería la cosa….en el momento de la muerte…si estamos preparados para volvernos de lleno hacia la Luz? 

El momento no llega como una sorpresa. Uno está consciente, cuando todavía es humano, de ese momento de girar. 

Es la disposición a tocar con amor todas las cosas de la tierra humana, y quererlas lo suficiente para liberarlas, sabiendo que no hay pérdida en tal Liberación. Sólo hay la alteración de la conciencia en una Unicidad más profunda. 



Se siente y se conoce la Luz antes de que se la perciba. En el momento de girar, de rendirse con la confianza más profunda y con la conciencia más pronunciada, uno abandona lo físico y se vuelve directamente hacia la Luz. Uno ya ha girado más de la mitad antes de abandonar el cuerpo. 



¿Y en ese momento están allí simultáneamente presentes el Uno y la total singularidad? 

Sí, y para siempre de allí en adelante. 

Si en el transcurso de una vida ustedes llegan en su propio corazón a la sabiduría de aceptar sus propias imperfecciones humanas, existe la gran posibilidad de que su muerte será instantánea y extremadamente confortable. 



Uno puede irse pacíficamente en el sueño si todas las cosas están balanceadas y de acuerdo con los deseos del alma. Fíjense que no dije: “si uno está totalmente evolucionado”, ya que cada vida tiene una capacidad; y cuando se alcanza la misma, uno puede irse en paz. Aunque algunos dicen: “Murieron de la manera más bella y pacífica en su sueño pero no estaban totalmente evolucionados; no hicieron esto, no hicieron aquello”, no tienen forma alguna de saber cuál era la tarea de esa alma en esta vida. Si la tarea se ha completado la vida termina en un santiamén. 



Ahora bien, muchos mueren después de enfermedades largas y extremas. Esto no significa que no hayan alcanzado la determinación de sus almas. Sólo significa que la estaban alcanzando cuando se iban. 



El estar vibrantemente vivo ante el propio momento de la muerte es crecer al máximo en una vida. 

El alma escoge lo que más valga de su proceso en ese momento. Puede que sea el ayudar a otros a crecer, o a permanecer en el cuerpo para que su propia conciencia pueda seguir evolucionando. Quizás el alma decida irse repentinamente para aprender desde el otro lado de la vida física-al reevaluar los miedos infundados que le habían perseguido hasta el momento de la muerte repentina. 



La muerte no es algo que deba causar aprehensión. Es sólo parte de un proceso con el cual ustedes han estado comprometidos por siglos. No están al borde del abismo. Sencillamente están dando otro paso en su propia existencia eterna. Las almas necesitan formas de abandonar cuerpos cuando están listas para ello. ¿Por qué tiemblan así, Mis Amados? La muerte es una puerta giratoria. 



Mi hermano se suicidó. ¿Qué necesito saber al respecto? 

Tu hermano tomó su vida y se la llevó a Casa. Aunque se habla de la inconveniencia del suicidio, éste está correcto. 

Está claro que, cuando uno decide salirse de la escuela, tendrá que regresar de nuevo a ella y aprender lo que no pudo en esa ocasión. Les estoy hablando desde la Eternidad; no hay límite al número de vidas que uno puede vivir. Tu hermano está aprendiendo muchas cosas valiosas. Él está en Casa. Está bien. 

Está trabajando, y va a diseñar un currículum para la próxima vez que será más compatible con su disposición y sus necesidades. 



Es a sí mismos que ustedes deben dirigir su atención. ¿Qué significa para ustedes tener un hermano que se quitó la vida? Necesitan oír la voz de Dios dentro de sí, la cual sabe que todo está bien, que él es eterno. Oigan el mensaje que les dio. Nadie actúa solo. Nadie actúa en el vacío. Nadie se quita la vida sin dejar una herencia de crecimiento tras de sí. 



No existe el castigo de Dios. Sólo existe el Amor y la Comprensión Eterna. El suicidio no es más que un acto tonto y-como tal-obtiene la recompensa apropiada. He aquí la cuestión. Sus oraciones y bendiciones serán altamente apreciadas. Pero-más que eso-lo que sí será bienvenido de parte suya será su suave, dulce y sonriente comprensión de la futilidad de dicho acto. 



¿Por qué alguien muere cuando es todavía muy joven? 

Porque ya ha completado su tarea. No hay otra razón. ¿Joven? Una vez que escapan del continuum de tiempo-espacio, ese ‘joven’ se convierte en un alma muy vieja. 



Sobre la muerte accidental 

Accidente… no existe tal cosa. Cuando un alma escoge dejar el cuerpo físico, se irá. 

La vida no es una carpa de circo aficionado donde los que entran son acróbatas individuales y solitarios, sin libreto y sin director… sólo una voltereta por aquí, una pirueta en el aire por allá… y… ¡una caída! No. Eso no es así. 

Como almas que son, ustedes tienen autodeterminación. Deciden cuándo van a nacer, Crean cada minuto del día de su propia vida sobre lo que deciden creer. Deciden cuándo morir. Todas las cosas evolucionan alrededor de la verdad total del Amor, del Balance, del orden, de la Causa-y-Efecto. Estas son Leyes Divinas. 



¿Hay diferentes niveles de almas después de la muerte? 

¿No existen diferentes niveles de conciencia dentro del ámbito humano? ¿No debería esto llevar a la conclusión que en el Plano Espiritual también hay diferentes niveles? No estamos hablando aquí del valor de una conciencia, ustedes siguen su propio mapa de la naturaleza de la realidad en su ámbito y en el Mío. Es una sola realidad. La diferencia que nos separa en este momento es que ustedes creen en lo que están registrando sus cinco sentidos. Yo acepto el poder de éstos para limitarlos a ustedes. En el momento en que ustedes se estiran más allá de esa creencia, llegan a salvo a Casa. 



Alguien a quien conocía fue asesinado recientemente. En mi cabeza sé que nosotros mismos escogemos estas cosas, que somos eternos…. pero en mi corazón no parece haber más que terror. 

El caos es una de las cosas más terribles que puede experimentar alguien que cree que la única realidad ha de encontrarse en este mundo. 



Los actos de violencia que parecen ser predicados sobre el caos son las mayores oportunidades para que ustedes pongan a prueba su fe. De una forma u otra, todos están destinados a dejar este mundo. Es una cuestión individual el cómo cada alma decide hacerlo. No pueden saber por qué un alma habría de escoger una cosa así; lo que sí pueden saber es qué significa tal cosa para ustedes. 



El acto de asesinato es contractual. Está diseñado para servir tanto a la víctima como al asesino, así como a cualquier persona que sea tocada por dicha violencia. Penetren dentro de su propio terror para aprender sobre su naturaleza. Será menos doloroso si no le dan la espalda. Quédense con el sentimiento mismo, sin hacer intento alguno por darle estructura. Es su estructura lo que causa terror, no la experiencia. Ya verán. 



¿Cómo nos preparamos para la pérdida de seres queridos? ¿Podemos hacerlo? 

Hay dos respuestas. Nunca se pierde a los seres amados, y no, no pueden. Deben experimentarlo cada uno a su manera. Claro que extrañarán al ser físico pero cuando aprendan a ir más allá de eso, no o echarán de menos del todo. Aún mientras están ustedes sentados en su forma humana, una vez que se permitan-atención a la palabra “permitan”- creer que ustedes existen más allá de lo físico, estrecharán las manos de los que ya se fueron. Y será bien real. Será más real que cualquier fisicalidad que ustedes hayan estrechado antes. 



¿Están ustedes conscientes de que el cuerpo físico es una coraza o una concha? Éste no revela sino que entorpece la revelación. Si ustedes no tuvieran necesidad de la ilusión no necesitarían un cuerpo físico del todo. 



¿Tienes algunas sugerencias o instrucciones para aquellos que quedaron atrás sobre lo que se debe hacer inmediatamente después de la muerte de un ser querido? 

¡Excelente pregunta! Primero, la disposición a dejar que esa persona tome el próximo paso en su evolución es extremadamente útil, no sólo para ustedes sino también para ellos. Un “adiós”, un “buen viaje”, un “que te vaya bien”. De allí, el resto de ustedes dense la vuelta para verse los unos a los otros y dense toda la consolación, todo el apoyo, abrazos y kleenex que sean necesarios. Seguidamente, diríjanse a un lugar bien lujoso y dense una tremenda fiesta. Honren al alma que ha completado su tarea, brinden por la ocasión en que se volverán a reunir, y sigan con los quehaceres cotidianos de sus vidas. 



La muerte no es sólo un momento de luto. Es un momento de Verdad. 

Los lazos kármicos pueden formarse por la renuencia a expresar negatividad alguna, aguantando resentimientos que se van a la conciencia del alma para retornar en otra vida. Al habérselas con la emoción negativa, al asear la relación, ustedes no sólo se están auto-ayudando sino que también están ayudando al que partió. 



Dicen por allí: “No hables mal de los muertos”… ¡qué disparate! Para comenzar, no hay tal cosa como los “muertos”; y la creencia que se debe proteger a los muertos va contra toda realidad. En su estado elevado de conciencia, ellos están en mejores condiciones de oír la Verdad. La comunicación no se interrumpe en la puerta de la muerte. La pared entre la realidad física y la espiritual es muy delgada, como podrán observar por el hecho de que Yo estoy aquí hablando con ustedes. 

Ustedes en su elemento y el difunto en el suyo podrán trabajar sobre los mismos asuntos, y llegar a un entendimiento más profundo aunque la ilusión les diga que están totalmente separados. La verdad de ustedes puede impulsar a los difuntos hacia el crecimiento. Bastante contrario a lo que mucha gente cree. 



Cuando le enviamos un mensaje de amor a alguien que ha muerto ¿cómo podemos saber si le ha llegado? 

Conociendo la naturaleza del Amor, la cual es el Poder Eterno del Universo. Cuando se expresa y se manda, el Amor es instantáneamente recibido. Que el receptor sea exactamente la misma persona que ustedes recuerdan… eso es otra cosa. El crecimiento continúa. Aunque es más confortante recordar a alguien como se le vio por última vez, está garantizado que habrá un cambio para mejor de lo que ustedes puedan imaginarse. Hay algo extremadamente refrescante y didáctico en la muerte. 

Aquel que encontraba difícil decir, “Te amo. Gracias por compartir tu vida conmigo”, estará dispuesto a reconocer dichos sentimientos una vez que se haya separado del cuerpo físico. No digo que instantáneamente todo el mundo es sabio; digo que es sólo más consciente. 



Hablas de la conciencia expandida que existe después de morir. ¿No termina la individualidad eventualmente? 

¿Se dará el momento en que todo se combine en uno? Sí. Lo que nunca ocurrirá es el momento en que uno se mezcle en la nada.”

Tomada de "El Libro de Emmanuel"

1 comentario: